Una parte de mí

Cuando subí a ese avión no sabía cuánto tiempo estaría fuera de casa. Se trataba de un cambio radical en mi vida; amigos, trabajo, país. Lo que más pesaba era, tal vez, la distancia física que habría entre mi familia y yo. Después de catorce largas horas de vuelo, toqué tierra y, sana y salva, lo primero que hice fue buscar una red, prender mi computadora y hacer una video-llamada. Allí estaban todos, esperando que les contara cada uno de los detalles del viaje; mis impresiones, contratiempos, aventuras e inconvenientes. En ese momento supe que estaba tan cerca de ellos como en esos instantes  en los que titubeaba en dejarlos.

Sin lugar a dudas el internet es la invención que ha revolucionado la interacción y forma de vida de la humanidad. Como decíamos en el post anterior, su uso excesivo puede causar patologías y comportamientos que resultan nocivos para el bienestar mental del ser humano. Sin embargo, ¿qué hay de todos aquellos aspectos positivos que esta creación ha traído al hombre?

Pensar en un mundo con internet, es pensar en un mundo unido, un mundo global. Las distancias dejan de ser tales y se transforman en conexiones vía e-mail, video conferencias o aplicaciones tan usadas como whatsapp en las que, en cuestión de segundos, se acorta la lejanía física. Todo se resuelve con un click que te hace estar en do
Imagennde quieres y con quien quieres.

La posibilidad de conocer es otro punto esencial. Al abrir el explorador, te encuentras en contacto con información tan amplia como capacidad imaginativa tengas. Libros, artículos, noticias, música; todo lo que te interesa está al alcance de tu mano. Es posible “descubrir” verdades y analizar una situación desde distintas perspectivas, ver documentales, escuchar debates e incluso ser parte de ellos. La interacción es un plus que hace a esta variedad de información aún más atractiva ya que es posible comentar, discutir y opinar acerca de lo que leemos, escuchamos o vemos.

En el mundo de las relaciones sociales, internet también es un elemento que ha influido de manera determinante. Miles de parejas han logrado serlo gracias a páginas que dedican espacios al intercambio de información respecto a gustos, intereses y perfiles. Incluso, muchas personas aseguran que este medio les permite ser quien realmente son pues les da la libertad que la inseguridad o timidez les arrebata en la vida real.

Actualmente se puede conocer personas de todo el mundo; crear comunidades que compartan intereses comunes o situaciones afines. Hay, incluso, páginas en las que puedes solicitar hospedaje a quienes reciben en su hogar viajeros incansables.  Se abre la posibilidad de inmiscuirse en culturas distintas, en pensamientos variados y, sobre todo, en formas de vida que muy difícilmente habrían podido conocerse sin el uso de internet.

El poder que este medio posee es tan fuerte e importante que se refleja en un aspecto de la vida indispensable para cualquiera; hablamos del aspecto laboral. El internet y sus distintos elementos han logrado ofrecer al individuo la posibilidad de contar con una herramienta que permite impulsar y estabilizar la subsistencia de microempresas que utilizan este medio electrónico para publicitarse y hacerse notar entre los usuarios de la red.

Las relaciones laborales, la búsqueda de trabajo, el posicionamiento y creación de una empresa, nunca serán las mismas después del bum de las redes sociales y el internet. Anteriormente, postularse para un puesto significaba acudir al área de recursos humanos de la empresa y dejar un curriculum impreso. En la actualidad, la mayor parte de las compañías piden a los solicitantes se postulen vía electrónica. La visión laboral ha cambiado de tal manera, que no se concibe una empresa sin una imagen corporativa digital que le permita posicionarse dentro del mercado cibernético. Likedin es una herramienta que da pruebas de esto, pues se constituye como una red social en la que  se tiene al alcance los datos laborales de cualquiera que sea parte de esta comunidad.

Imagen

Juntas, citas, pendientes, todo se tiene registrado en los archivos del celular o el ordenador. Desde que despertamos e, invariablemente, checamos el móvil, recordarnos que día a día estamos vinculados íntimamente con la realidad virtual que el internet nos ofrece.

Pensar caóticamente al hablar de internet significaría obligar a la humanidad  a dar  un paso hacia atrás en su historia. Tanto aspectos positivos como negativos forman parte de una realidad imposible de negar. Es necesario una pizca de equilibro y un tanto más de conciencia para utilizar el medio digital para lo que realmente sirve: el avance, la comunicación y el desarrollo del ser humano.

Y a ustedes, ¿cuánto les ha beneficiado el internet en sus vidas?

Imagenfacebook.com/wpbrmx

Imagen@wpbrmx

Por: Yare H.B

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s